Plaqueta y ya

Antes "Verde Plaqueta" (aunque todavía es verde); antes antes "Documentando mi pasado, pa' que haya constancia" (aunque todavía lo documento, y todavía es pa' que conste).

lunes, mayo 30, 2005

Fanáticos del América despistados asisten a La Noche de los Publívoros

Se les embrollaron las fechas, y muchos de los que planeaban ir Azteca para ver el partido América - Tecos el domingo, terminaron en el Metropólitan la noche del sábado. No entendían por qué en vez de estadio era un teatro, ni la razón de que en vez de cancha hubiera un escenario y dos pantallotas. Y eso de ver más comerciales que espectáculo es normal, ¿pero 6 horas de publicidad?

Bueno, ya. Lo que pasa es que a algún tarado organizador de La Noche de los Publívoros se le ocurrió regalar cornetas a la entrada. Tons ahí tienes a la turba de nacos primitivos sacando el cobre, con un excelente pretexto en forma de trompetita de cartón para hacer ruido a la menor provocación. Por ejemplo, los dos gordinflones atrás de mí, coapeños por donde se les viera, me deleitaron con un concierto de estruendosos pitidos durante horas. ¿Por qué? Ps porque sí. Y porque había otros dos mil pendejos haciendo lo mismo.

Sí, era en TODO el teatro:

¿Un comercial bueno? ¡PRRRRRRRRRRRT!

¿Uno malo? ¡PRRRRRRRRRRRRRRRT!

¿Que a este no le entendieron porque estaba en tailandés? ¡PRRRRRRRRRT!

¿Que ya se aburrieron de estar sentados tanto tiempo viendo una pantalla? ¡PRRRRRRRRRT!

¡Qué padre, qué buena idea! ¿Por qué no regalan siempre cornetas en los cines? Sería padrísimo.

Ggrgrgrr. Me caga el ruido asociado a la diversión. Me caga que la música altísima haga COMPLETAMENTE imposible platicar en una fiesta; me cagan los cuetes navideños y patrioteros; me caga que la gente se abalance sobre los globos nomás para reventarlos.

Seguramente está documentadísimo e investigadísimo el placer que el ruido provoca en el ser humano. Como las descargas eléctricas o el partido América - Tecos. A lo mejor me estoy perdiendo de mucho, pero ni modo, prefiero taparme los oídos ante el ruidero*, y abstenerme de meter los dedos en los enchufes de luz.

*A menos, claro, que esté en un concierto metalero.

jueves, mayo 26, 2005

Plaqueta es: la mujer mantel


Noten mis tenis, son mi orgullo como artesana-talachera (no quiero volver a comprar ropa, toda me la quiero hacer yo). Y no se ve, pero traigo una gargantilla de tenedores, una pulsera de cuchara, y aretes de elote.

miércoles, mayo 25, 2005

Fin-de-semestritis

Es horrible. Y eso que yo no me preocupo de la temible materia "Seminario de tesis", porque la metí con un viejito muy encantador que ni oye ni ve ni camina bien. Tiene un marcapasos y nunca nos pide nada, sólo un poquito de atención cuando platica de su vida ("en mil novechentos cuarentaychéis me titulé, ¿o fue en el cuareychiete?", "tengo chiete nietechitas, ¿o eran ocho?; la mach chiquita tiene doche años, ¿o eran catorche?).

Por lo pronto, hoy tomamos las fotos para nuestro trabajo final de "Taller de creatividad audiovisual" (¿quihubo el nombrecito?). Me disfracé de mujer-mantel, y los carniceros del mercado de San Ángel me chiflaron. Próximamente: las fotos. Pero no tan próximamente, porque con findesemestritis una no puede hacer promesas de posteo así nada más.

Y ya. Me siento estresada / angustiada / nada-inspirada.

Cierro el post con el gran descubrimiento / revelación del día: la editorial Sexto Piso está en un tercer piso (y arriba de una notaría). Por cierto, compren sus libros, están bien chidos (aunque eso no es parte del descubrimiento, ya se sabía).

Fin.

sábado, mayo 21, 2005

En McDonalds venden manzanas

Sí, lo descubrí el viernes. Te las dejan caer a 7 pesos. Deben estar envenenadas. Me resistí a comprar una, aunque tenía hambre. Cuestión de principios chairos mamones.

Y estuvo bien, porque después terminamos en una de esas fiestas fabulosas, ofrecidas por fresas del mal, donde hay alcohol y tacos gratis. Me serví un gran plato de piña (disponible en la barra de condimentos para acompañar la carne al pastor), pedí muchas cubas, me puse una gran peda. Gonzalo y yo bailamos sin parar la maravillosa selección musical: grandes éxitos de pop en español e inglés (tanto retro como de-más-pa'-acá), guarreces del momento como "Gasolina" y "De reversa mami", guapachosas imprescindibles (incluida "Los senos de hombre", obligatoria para que una fiesta valga la pena). Nada de mamadas de reggae, rock-en-español o tamborcitos.

Lo mejor fue el desfile de personajes. La festejada era una chava de edad incalculable, culpa de las innumerables cirugías plásticas que ya adornaban su cara-cuerpo. Intentamos contar las velitas de su pastel después de que las sopló (sospechamos que le costó mucho trabajo lograrlo, con tanto colágeno en los labios), pero una señora chaparrita con delantal de cuadritos las quitó luego luego, para salir rápidamente de la escena (uhy, qué bueno, porque eso de tener a la chacha en medio de la fiesta, pues para nada). Sus amigas, i-dén-ti-cas a ella (uno juraría que el cirujano les hizo precio especial por operarlas a todas en paquete), le cantaron las mañanitas (aaaayquétiernoquéemotivo). Por ahí andaban también los papás: un señor canoso que se veía buena onda, y una señora-camioneta con un peinadote (y muchas, muchísimas cirugías plásticas más).

Qué bueno ser de los desconocidos que nada más llegan a comer, chupar y criticar. Qué alegría ser del honorable cuerpo de gorrones.

miércoles, mayo 18, 2005

Me duelen los pies (el izquierdo más)

Elena me reclutó pa' modelarle el vestido que diseñó para un concurso de moda alternativa organizado por la UNAM. Hasta el momento, el certamen ha resultado la cosa menos glamourosa del cosmos:

-La sede es un gimnasio medio craquelado, en el que los baños no tienen luz (ya no digamos papel). Para mayor agravio, está cerca de la Facultad de Contaduría (extrema finura).

-Ninguna modelo es modelo. Ah, pero eso está muy bien, porque así no me siento tan chinche cuando queda en evidencia que camino con menos gracia que una zanahoria.

-Las que "sí saben caminar" son unas mujeres muy feas, del tipo que usa gorras Von Dutch (blaaarrgh), y que si ya no trae pulsera Livestrong seguro la tuvo puesta hasta el último minuto. Se sospecharía que asistieron a algo así como la "Academia de modelos 'Mayra'" e hicieron audición para La Academia (valga la redundancia), el programa de tele.

-La encargada de "introducirnos al maravilloso mundo de la expresión corporal y el pasito-tun-tun de pasarela" es una machorra desagradabilísima, que parece, habla y huele como maestra de deportes de secundaria. Sospecho, gulp, que por los mañanas lo es (¡no puede dedicarse a otra cosa, está cortada con ese molde nefasto, inconfundible!). Hace los peores chistes del universo, y me dan ganas de acomodarle un coscorrón cada vez que se me acerca. Por fortuna creo que lo ha detectado, así que nunca me ha puesto un dedo encima para acomodarme la cabeza donde según ella debe ir.

-Esa machorra, ejemplo de belleza y finura a seguir, todavía cree que es buena idea que desfilemos sonriendo. Como si fuera bailable del día de las madres. A ver, quiero que sonrían, quiero ver sus dientes... ¡uhy, la de allá, qué tímida, si así le sonríes a tu novio ni te ha de querer! Verdaderamente encantadora. Pero las de la "Academia de modelos 'Mary'" sonríen muy bien.

-El único patrocinador es Wella. Su aportación consiste en cortes y tinte gratis para las modelos. Parece que hoy todas llevaron a la hermana, a la mamá y a la abuelita para aprovechar la oportunidad, y por eso hay un severo rezago. Mañana, si queremos disponer de los servicios peluqueros, tenemos que llegar tempranísimo y hacer cola, como si de conseguir leche Liconsa se tratara. ¿Y yo? Yo voy a ir, ps sí, a formarme por horas. Prometo no llevar a la hermana, a la mamá y a la abuelita.

Y ya. Mañana hay otro ensayo, y estoy segura de que me odiarán por no dar el pasito a la derecha cuando me piden que dé el pasito a la derecha (y-no-a-la-izquierda). Pero el viernes (que es el desfile), me valdrá madres y caminaré como diosmedéaentender, que es como se debe caminar. Elena, te prometo que intentaré no caerme ni hacer el ridículo.

Por otro lado, si mi corte de cabello resulta desastroso, mañana no dejaré de llorar y llorar y llorar. Pero me la voy a jugar, total, es gratis (¡ni la leche Liconsa es gratis, oh!).

martes, mayo 17, 2005

Es de sabios pelechar

Una mañana, hace como 8 años, Un tal Mario y yo nos encontrábamos muy aburridos tomando clase de matemáticas de interés social (de interés social por lo chafa, no porque nos enseñaran a llevar las cuentas de nuestro crédito infonavit ni a economizar a la hora de comprar tomates).

(paréntesis interactivo: indentifíquenos en la foto)

Como estábamos bien chamacos, y pior él, porque "los niños maduran después que las niñas", decidió entretenerse jalándome las trenzas. Pero oh, se llevo un espanto terrible cuando un mechón de mi cabello se quedó en su mano. Creyó que me dejaría un boquete calvo, y por semejante agravio quién sabe de lo que yo hubiese sido capaz.

¡Pero no! No me quedé calva. Es que estaba pelechando.

Todos pelechamos, estoy segura, como los gatos en primavera. ¿No sienten todos ustedes que están tirando más pelo que de costumbre? Yo sí.

Si no, pues ya, me compro mi champú Cre-C.

lunes, mayo 16, 2005

¡Soy indestructible!

Fui a Hacienda y les dije: no entiendo nada.

Un contador joven y comprensivo llenó unos formatos con cifras y cifras, trató de explicarme los porqués de tanto numerito (pero no entendí nada). Se percató de que yo era caso perdido, y nomás me dio las hojitas, me dijo que las llevara al banco y que pagara.

Las llevé al banco y pagué.

¡Estoy al día con mis impuestos!

A ver, a ver, traten de meterme a la cárcel... ¡imposible!

viernes, mayo 13, 2005

Plaqueta rosa fosforescente


La foto es oscura para no revelar la magnificencia de la peluca. Sáquense una fiestecita de disfraces y la llevo, así podrán verla en vivo y apreciar cuán brillante y rosa y majestuosa es. Ah, y traigo puesta la playera de chícharos mencionada en el post anterior.

También compré una negra muy punk, una moradita corta, y una pelirroja muy EN SERIO, como de señora de Perisur.

Le compré a Ale una rubia platinada cortita que se me ve tan bien que ahora me la quiero quedar. Aunque nah, yo ya tengo una peluca rubia.

Pero sin duda, la adquisición más fabulosa del día:


¡Como los vi en eBay y en stupid.com!

Emergencia consumista

No es que el tema de abajito me pareciera tan apasionante, y esta vez tampoco soñaba con los 100 comments. Sólo que había estado muy ocupada (pretexto universal), haciendo cosas y angustiandome por otras tantas que tengo pendientes.

Por ejemplo, ayer vagué por el centro en busca de inspiración para fabricar algún atuendo estrafalario. Uhy sí, muy ocupada y tú de shopping. Ps sí, pero es que eso me dejaron de tarea en la escuela, hacer unas fotos de "moda alternativa". A mí y a las Chics. Es el colmo andar por la vida haciendo hasta lo imposible por llamar la atención con colores brillantes y combinaciones estridentes, y que ahora no se nos ocurra qué coños hacer.

Compré un montón de cosas inútiles, como la versión barata-pero-no-menos-fabulosa del "natural bra" (recomendado directamente por Nena). O una pulsera cuyo broche tiene la forma de dos manos de calaca (¡rrooarrrr, metal!). Ah, y un chingo de transfers para tela con legumbres impresas (ya me fabriqué una playera de chícharos, en este momento la traigo puesta y es hermosa).

¿Y la tarea? Muybiengracias.

PERO. La excursión de ayer valió la pena por un inusitado hallazgo. Encontré una tienda de pelucas enorme y baratísima, que además tiene el 40% de descuento, pero nomás hasta hoyhoyhoy. Se acabó: los ahorros de emergencia deberán ser sacrificados. Las arcas vaciadas. No estoy dispuesta a dejar pasar esta oportunidad.

En serio postearía, pero hoy voy a estar ocupadísima comprándome un montón de cabelleras sintéticas. Próximamente: Plaqueta más camaleónica que nunca.

domingo, mayo 08, 2005

Publicidad a mi plagiaria / trastornos alimenticios

Por ahí denunciaron a una muchachona que me roba los posts. Al principio me sentí halagada, hasta quise establecer contacto con ella. Es que incluso se toma la molestia de editar los textos: por ejemplo, un post sobre AMLO lo alteró pa' que se adaptara a la situación actual desafuero-siempre-no. Caramba, eso es dedicación.

Además, wow, pone en sus intereses "trastornos de la alimentación". Podríamos hablar del tema por horas, quizá alguien al fin comprendiera mis extraños rituales con la comida, tal vez hasta lograra convencerla del equilibrio nutricional que las tortas de queso blanco representan.

Bah, pero luego me puse a navegar por sus páginas y las de sus amiguitas, y están tan pa' llorar que mejor la balconeo sin pudor:

La plagiaria estrella es Moly y altaramia.blogspot.com su blog. La dirección hace referencia al rimbombante orgullo que siente por su condición de bulímica. Tiene una página donde linkea a otros sitios donde una caterva de "mías" discute las formas más glamourosas de guacarear. Este foro es una hermosa galería de faltas de ortografía. Ya de ahí pueden asomarse tantito a las páginas de las otras chicas, cuyas personalidades fluctúan entre la darquetez y el culto a la muñecas Bratz.

Ahora bien, cabe aclarar algunas cosas. De ningún modo creo que padecer bulimia, o cualquier otro trastorno alimenticio, sea motivo de burla. Para nada, yo soy la primera con la cabeza retorcida a la hora de comer, y sé que no ser "delgada natural" puede resultar lo más frustrante del cosmos. También me caga la desinformación general, esa que me estigmatiza como "la que come preocupantemente raro". Y todo porque leyeron en Marie Claire o vieron en un emotivo reportaje en el noticiario de Lolita Ayala que si las lindas señoritas dejan de comer quesadillas grasientas y bajan cinco kilos de sopetón hay que poner el grito en el cielo e ingresarlas a una granja-para-trastornadas-de-la-alimentación (además eso ni ha de existir en México, las clínicas de ese tipo son meras gringadas). Sí, le tengo un pavor mortal a las grasas saturadas, el azúcar me provoca pesadillas, antes me como una cabeza olmeca que un pambazo demoniaco. Pero nada de eso me hace una anoréxica perdida, gracias Lolita por tu preocupación.

Sí, sí, ya sé de lo que me pierdo, sí, sí, ya sé que los placeres de la vida y la verga de ocho patas, pero por favor no molesten: no me voy a comer esos tacos de carnitas. Gracias.

Lo que me parece francamente ridículo es rendirle culto a una enfermedad mental, como si se tratara de Alejandro Jodorowsky o LuisMiRey. Quien se tome la molestia de descifrar el galimatías de incorrecciones de las que escriben en el foro, notarán que para ellas padecer bulimia es como pertenecer a un exclusivo club de fans. Una lógica similar a la que expuse en el post titulado Celos. ¡En serio! Es algo muy curioso y que ya había visto antes: estas chicas pro-ana y/o pro-mía creen que sólo ellas (las que llegaron antes) tienen el derecho de guacarear o dejar de comer, las demás son guanabís, son pura pose. A las "nuevas" las tratan con la punta del pie, ¡miren!

("¡César Costa es mío!")

La próxima vez que me enferme de gripe, voy a dejar BIEN CLARO que a MÍ me dio primero, y que todos los demás son unos IMITADORES BARATOS.

¡Ese virus es
mío, yo lo descubrí primero! Ustedes ni siquiera saben el verdadero significado de estar resfriado! ¡Bah!

sábado, mayo 07, 2005

Filósofo: la bebida oficial de los chairos

Como todavía temo que mis riñones estén llenos de piedras, sigo evitando las bebidas de colores brillantes y con edulcorantes artificiales. Es decir, el vodclight lo raciono al máximo. Por eso ayer mejor me compré un montón de latas de Filósofo, fabuloso producto tristemente destinado al fracaso por su inexistente publicidad y deficiente distribución (sólo lo conocen en los minisúpers "Extra").

Foto tomada del blog de Luis Ricardo.

Te lo venden como whisky soda enlatado. Y no es que sepa a rayos, pero dudo que alguien lo confunda con Black Label. Ay, pero eso a mí no me importa, lo mismo le entro con gusto.

Bien, pues anoche estaba yo bebiéndome mis Filósofos en una reunión de cuberos, donde todos hablaban de futbol americano, coches deportivos y cosas relacionadas con el tecdemonterrey. En una desas, de forma inexplicable, alguien hizo volar por los aires un vaso completito de guacardí blanco con cocacola, y todo su contenido se volcó sobre mí. Me convertí en una chorreante sopa con hedor a ron, y pegostiosa pegostiosa, efecto inevitable de la cocacola-normal-y-no-light.

¿Pero me enojé? Nah. Lo tomé con filosofía.

Lo que debería hacer ahora mismo es retomar la anécdota y grabar una serie de comerciales con la siguiente formulita:
Un chairo, diferenciado de todos por su look mugroso-vaporoso, bebe Filósofo mientras todos los demás chupan chelas y guacardís. De pronto, un fresa del mal le juega una sucia trastada, lo golpea accidentalmente, o lo somete a algún tipo de humillación. Pero el chairo no se emputa, no, lo toma con filosofía. ¡Oooohhh!

Entonces, iría con los de "Puppet y Kosako Internacional S.A. de C.V." a venderles la idea. Sí, como todos ustedes saben, (*sólo los inteligentes ven el traje del emperador*) el paradigma de lo cool
ha cambiado, lo de hoy es ser chairo, por eso Filósofo es una bebida con gran futuro entre los jJjjJjjjóvenes.

Y todo eso lo haría sólo por el caprichito de que mi bebida alcóholica enlatada favorita no desapareciera del mercado.

miércoles, mayo 04, 2005

¡Atención!

El viernes todos consigan el suplemento Por Fin de El Universal, porque además de mis habituales reseñitas literarias, va a salir una cosa de blogs que yo mera escribí.

lunes, mayo 02, 2005

Secretos culinarios

Cuando me quedo en casa todo el día, prescindo de las tortas de queso blanco y preparo mis propios alimentos. Comparto con ustedes la receta estrella:

En un recipiente microhorneable, mezclar dos claras de huevo, un chingo de pimienta, un chingo de mostaza, y sal al gusto. Microhornearlo dos minutos, y ¡xram! Un alimento rico en proteínas, libre de colesterol, con intenso sabor y agradable textura.

¡Inténtenlo en casa!



Bueno, si no quieren, ps no.

domingo, mayo 01, 2005

Qué Hollywood ni qué nada (post chairo)

Uno de los 5 libros que estoy leyendo (al mismo tiempo, sí, qué pinche mala costumbre) es sobre seres fantásticos de la prehispania. La mayoría están bastante chafas, especialmente los aztecas: pajarracos que presagian la muerte (uhy qué miedo), liebres más peludas de lo normal, pescados con el fabuloso poder de salirse del agua.

Pero hay algunos que están de huevos. Los mayas tienen un montón de bichos antropomorfos que hacen cosas bien gore, por ejemplo. Y lo más chido es una leyenda huichol donde los ENSERES DOMÉSTICOS cobran vida.

Tabaco con cal: 0
Peyote: 1

* * *

Actualización:

Ya terminé el libro y, aunque hay una espantosa sobreoferta de aves de mal agüero y víboras come-niños, leí de otros seres dignos de mención:

-Había un pájaro con un espejo revelador, tipo bola de cristal, en la coronilla.

-Los aztecas corrían el riesgo de toparse con una calavera de dientes castañeantes que les mordisqueaba las patas.

(Quizá basándose en esa leyenda, más adelante, el hombre blanco inventaría esta maravilla: )

-Un señor le llevaba al sol unos suculentos taquitos como tributo. Pero pasaron horas, y el pinche sol nomás no salía, así que el tipo mejor se comió la ofrenda. Y entonces que el sol se emputa y lo convierte en esqueleto de pajarito, ¡ámonos!

-Kizín era un monstruo cuyo mayor fechoría consistía en sabotear la cocción de los frijoles.

-Había un duende que gustaba de entrar en las noches a las casas pa' sabrosearse a los jovencitos y jovencitas (sabrosos y sabrosas). Éstos, temerosos del cochambroso invasor, se ponían los huaraches en la cabeza (¿¿??).

Que García Márquez se vaya al cuerno

Y no, en general yo no odio a ese señor. A mí me importa un comino que TODOS lo hayan leído, que este sobrevaloradísimo, que sea un best seller bien marrano, que se refieran a él como mMmmMmmMmMmmaestro, que todo aquel poco-afecto-a-las-letras diga que es su autor favorito. Ya no tengo conflicto al afirmar que he disfrutado algunos de sus libros (así como todos ustedes ya deberían saber que me gusta Titanic, sí, la película de James Cameron). Aunque otros sí están pa' la basura, el último por ejemplo, y blah blah.

El punto no es ese. García Márquez se tiene que ir al cuerno porque dice que hacer el amor con calcetines es una pavada tan grande como las flores de plástico o las joyas de oro. ¡Bah! La pavada es esa. Es mejor que los pies estén siempre calientitos. A quien le parezca poco sensual, pues qué poco poder de abstracción tiene. Tst, qué es eso de comparar una costumbre tan saludable y natural con las flores sintéticas o las cosas dioro, ¡crimen!

Otras cosas que al colombiano ese le parecen horribles, pero que en realidad no lo son, son palabras como "nivel", "parámetro", "contexto", y "simbiosis". Pues que se vuelva a ir al cuerno, porque a mí todas me gustan.

Fuera de eso, puede seguir escribiendo y ganando millonadas. Mal no le hace al mundo, y mucho menos a los chamaquillos de secundaria que tanto disfrutan con sus cuentos.