Plaqueta y ya

Antes "Verde Plaqueta" (aunque todavía es verde); antes antes "Documentando mi pasado, pa' que haya constancia" (aunque todavía lo documento, y todavía es pa' que conste).

viernes, noviembre 30, 2007

Dislexia

Siempre que intento decir "meses de renta" digo "reses de menta". ¿Las reses de menta serán como el Batman de menta?

Etiquetas:

martes, noviembre 27, 2007

Delincuencia oficinil

No conformes con mi tofu, mis tortillas de nopal y un tóper (vacío), la semana pasada me robaron un taladro.

Ahora bien, ustedes se preguntarán: ¿por qué Plaqueta lleva un taladro a su trabajo, tomando en cuenta que trabaja "con su mente"? Pues para muchas cosas fíjenseeeen, pero no para que me lo robaran fíjensennnn.

Como en las escuelas, deberían prohibir que trajéramos "cosas de valor" a la oficina, porque luego pasan estas cosas. También podrían exigir que le bordáramos nuestro nombre a los suéteres.

La delincuencia anda desatada, ¿dónde estaba Marcelo Ebrard para evitar este desastre, a ver, DÓNDE?

***

No dejen de ver mi post de abajito, es que sale Cepillín (ay mi vidaaaa).

Etiquetas: , ,

Cepillín

La semana pasada, como mi papá gringouuuuu estaba por acá en Méxicoooou, estuve escarbando varios recuerdos de mi infancia para mostrarle el modus vivendi de los niños acá en el tercemundouuu.

Encontré cosas de gran valor sentimental, como mis diarios de la secu (antecedente histórico del blog, nomás que en plan azotado y de hueva) y papelitos que nos pasábamos durante las clases pa' platicar (antecedente histórico del Messenger). También algunos dibujitos que hice cuando estaba yo bien chiquilla. Chequen al Cepillín:


Era chido el Cepillín, ¿no? ¿O no? Quién sabe. ¿Qué hacía además de ser dentista y cantar la rola esa de la chinita perdida en el bosque? Hasta hace no demasiado tenía una página de internet TERRIBLE, a la que incluso le dediqué un post, pero ahora ya no está online (la página de Cepillín, mi post ahistá). Gran pérdida para la humanidad.

Bonus: les dejo una foto de la Güera echada.


Etiquetas: ,

lunes, noviembre 26, 2007

Navidá

Aunque no lo crean, la Revolución también llegó aquí a las reputísimas Lomas:


(las heridas de guerra se venden por separado)

Pero ya se fue (la Revolución). Ahora está la navidá:


Amo que Santoclós tenga pestañotas y look de haber ido al Slim Center.

Oigan, qué emoción, ya viene la navidá. ¿Ya vieron la playera de temporada que sacó Busted Tees?

Juar juar.

Etiquetas: ,

viernes, noviembre 23, 2007

Foto quedada

Ya fue Halloween y ya quitaron la decoración de la ventana. Pero todavía sirve:



Si los vecinos panistas no fueran retrasados mentales, se habrían reído mucho. Pero yo creo que ni se dieron cuenta. Pandejos.

Etiquetas:

lunes, noviembre 19, 2007

El fantasma del chairo muertooooo

Hoy celebramos un Thanksgiving de petatiux (amo la expresión "de petatiux") porque vino mi papá, que es uanjondridpercentgringouuu aunque yo sea uanjondridpercentméxican. Larga historia que no da para post, sino para película de Almodóvar (by Plaqueta).

Tons estábamos todos acá en el pueblo en casa de mi mamá comiendo torquei y pompquinpai (bah, me quedó bien rico el pompquinpai pero fue un fracaso, sobró un buen, y eso que era lowcarblowfatlowcalloweverything y no le iba a dar culpa a nadie), cuando notamos que muchos gatos andaban rondando. Y eso antes no pasaba, sólo perros y ratones de campo y alacranes y arañas patonas y cochinillas trepadoras. Mi madre nos informó: son los gatos de los chairos (o sea, los felinos que pertenecen a los chairos, no que los chairos sean unos gatos) que viven en LA CABAÑA (más información al final de este post), y ps llevan una semana viniendo aquí aunque la Güera les gruña.

Luego "abundó" (amo el verbo abundar, él también, es taaaan de "nota periodística"): se supone que los gatos avisan a la gente cuando su amo se muere, ¿qué tal que nos quieren decir que uno de los chairos ya se petatiooooó?.

La idea nos pareció bien atractiva. ¿Y si sí hay un chairo muerto y nosotros lo descubrimos? ¡UoUouoUOUOuoUOuOuo!

Y luego que, como ya señalé en aquel viejo post, LA CABAÑA es como de escubidujuerariu:


¡El fantasma del chairo muerto!
(y que le quitan la máscara y que resulta que es el gobernador de Tamaulipas, ¿no?)

¡Ay sí! ¡Sería el Thanksgiving de petatiux más padrisísimo de la historia si encontráramos al chairo muerto!

Pero si sí, qué hueva llamar a la policía, dijo alguien.

Nah, pero ahí mañana en la mañana que se encargue la mamá de Tamara, respondió otro.

Mñeeeeeh, arguyó mi madre.

Luego Luz señaló (también amo el verbo "señalar", es taaaan de "nota periodística") que ella sabía cómo oler a los muertos: huelen a queso azul. Nooooh ps ya: había que ir a oler al muerto.

Tons se armó la comisión "ir a ver al chairo muerto". El plan era que si uno de los chairos abría la puerta, ps le iban a decir ps que si no tenía un tooooque carnal, pa que no se viera ahí todo "jijijiji, vinimos a ver si estabas muerto pero no, jijijijiji". Noooooh mamar, y ahí estaban todos nerviosos de que iban a oler al muerto y ver las cebollas a medio cortar y la escopeta y el charco de sangre y luego el zapato y luego ¡ay el muerto!

Y zaz que se lanzan.

¡CHAN CHAAAAAAAAN!

¡CHAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAN!

¡XRAAAAAM!

Y regresaron y dijeron: no huele a muerto, no hay nadie, no hay coche, no hay nada, sólo está cerrado con llave y dejaron a los gatos afuera sin comida y ya.

Fue un anticlímax tan grande que mereció este post. Ay, como el final de aquella novela que no les voy a decir cuál porque si la leen se las arruino.

Moraleja: si un gato llega a maullarles es que tiene hambre o quiere que le hagas piojito, no tiene ningún mensaje tétrico para ti, tan tan.

Etiquetas: , ,

viernes, noviembre 16, 2007

¿No les parece que ese chiste de "me voy a cortar las venas con galletas de animalitos" es espantoso?

A mí sí.

Etiquetas:

jueves, noviembre 15, 2007

Ya hablé en la Feria del Libro

Y no me dio pánico escénico y dije puras tonterías pero de las chidas.

En la tarde le dije a mi mamá: ay mamá, no vayas, o sea, ¿que no ves que tengo que cuidar mi pose de malota y ruda?

Luego pensé: bueno, pero mi mamá es bloguera, se vale. Además es bien fanssss del Yomero, lo iba a ver a él, a mí qué.

Pero al final todas las mamás de los blogueros platicaron y hasta recibieron un aplauso por engendrar a sus bloguísticos polluelos. Ay, las mamás.

Gracias a todos los que fueron y a los que no fueron pero quisieron ir y a los que ni querían ir pero fueron y a los que se quedaron atrapados en el tráfico también.

Ya rolen unas fotos, ¿no?

Etiquetas:

martes, noviembre 13, 2007

El tofu mío de cada día

Como bien recomiendan los nutriólogos, siempre hago dos colaciones. No, no me refiero a los esos pinches dulces horribles de las piñatas, sino a dos comidas "extra", una a la media mañana y otra a la media tarde, además del desayunocomidacena. Mis colaciones generalmente consisten en fruta con tofu. Sí: el tofu es un delicioso ingrediente que no sólo se lleva bien con lo salado.

Dos veces al día entro a la micrococina de la oficina, me pongo a cortar mis manzanas y/o mis duraznos en cuadritos, después calculo y agrego 90 gramos de tofu, le echo Splenda, mezclo. Y dos veces al día, invariablemente, alguien entra a la cocina, se asoma por encima de mi hombro y pregunta con tono de asco y/o escándalo:

¿Qué es ESO?
Es tofu.
¿Qué es ESO?
Es queso de soya.
¿Pero POR QUÉ lo comes?
Porque es una saludable fuente de proteínas de origen vegetal.
¿Y qué es ESO?
Es un durazno.
—¡Ay!

Y se van.

51 semanas con cinco días oficinistas cada una, menos las minimicrochirrisvacaciones que me brinda la ley (taaan generosos), da 250 jornadas laborales. Lo cual, multiplicado por dos colaciones diarias, me condena a repetir la misma escena 500 veces al año.

¿Se escandalizarán igual si cambio a quesadillas de chapulines con tortilla de nopal?

Etiquetas:

"Coapa, donde toda muchacha es guapa"

La primera vez que escuché este dicho popular chilango, hace quinientos millones de años, no le entendí. O sea: ¿era broma o era verdad? Lo dijo un güei por el que yo me moría, entonces no supe si debía reírme con él o sentir celos feroces de todas las mujeres de esa zona.

Así que mejor cambié el tema: "el cultivo de árboles de hoja perenne resulta conveniente en lugares con suelo pantanoso y pobre en oxígeno, pues soporta bien el agua salada de las zonas intermareas".

Ah, soy una listilla.

Etiquetas:

domingo, noviembre 11, 2007

Pinche Reygadas

Ya intenté dos veces ver su película. En ambasdos no ha habido boletos. Malditos Reyagadasfans, váyanse a sus casas, ¿que no ven que "mi opinión es importante"?

Por si fuera poco, la falta de boletos ha desatado terribles peleas ("hubieras comprado los boletos hace rato", "nuestra vida no vale nada sin la película de Reygadas y es tu culpa", "mi vida no vale nada y es mi culpa", "la vida no vale nada en general, Reygadas ya bien lo dijo y nosotros aquí sin poder corroborarlo con su 'nuevo filme'", "chingue a su madre la muestra", etc.).

Pero ya verán como no se me escapa, ya verán. Reygadas: bigüerrrrrr.

Etiquetas:

jueves, noviembre 08, 2007

Cordial invitación a los amables lectores de este humilde blog

El próximo jueves 15 voy a estar en la Feria del Libro Infantil y Juvenil hablando de blogs (ni modo que de qué) junto con Oscar Cid, Wenperla y el masestrazazazazo Yo Mero.

Pa' los despistados: es ahí en el Cenart, o se ahí detrás del Chocorrol. Específicamente, en la Carpa de los Jóvenes (jojo, "los jóvenes", esos seres tan extraños).

Qué, pues cáiganle, ¿no? Es a las 5 PM. Yo me voy a escapar de la oficina, escápensennnn ustedes también. Además, después va a estar Panóptica de Nortec ahí mero.

Etiquetas:

miércoles, noviembre 07, 2007

Programas de concursos

Mi madre tuvo la ocurrencia de ponerme, además de "Tamara", un primer nombre horroroso (no, Plaqueta no aparece en mi acta de nacimiento). Ni les digo cuál es porque lo más seguro es que alguien lo balconeará en los comments y, además, si lo gugulean con muchas ganas lo pueden encontrar.

Bueno, la justificación de mi madre es que es muy práctico tener dos nombres (ella tiene tres, háganme el favor), especialmente para inventarse personalidades múltiples y/o para participar varias veces en los concursos.

Mjjjmmm. El otro día estuve cerca de usarlo. Mi amigo el Flakko, rey de los forevers y a quien contrataré de PR cuando sea rica y famosa, me dijo: güey, vamos a un concursar en un pinche programa de Televisa, ándale, si dices sí ya estamos dentro; no es de hacer el ridículo, es medio de azar, y hay un chingo de lana de premio.

Me lo pensé un ratito. ¿Qué podía perder? Voy, me planto frente a la cámara, hago como que me entusiasma estar ahí, respondo unas preguntas tontas, y quién quita y me gano unas monedas, así de fácil. PERO. Me convertiría en el hazmerreír de la blogósfera, ¡oh no!

Luego pensé: bueno, pero para eso tengo un primer nombre y un segundo apellido, ¿no? Podría usar ésos e irme con una peluca y lentes e impostar la voz: quizá nadie me reconocería.
Pero, ¿y si sí?

Al final dije que nel. Simplemente no puedo ser material desechable para una maléfica televisora. Va en contra de todos mis chairoprincipios, por más que me disfrace y pretenda que no soy yo.

Así que por ahora no tengo un quinto, sólo deudas, vales de despensa y un taladro.

***

Cuando tenía así como 16 años sí fui a un programa de concursos. Se llamaba Rayuela (pinches culturosos), era en el canal 11, y la conductora tenía pancita (oh, la belleza real). Era un fusil-fusión de Saber y Ganar y otros programas clásicos, acá como que de agilidad verbal-mental.

Recuerdo que me cometí errores garrafales, metidas de pata que, de haber estado del otro lado del monitor, me hubieran hecho vociferar "¡pero qué pendeja es esa concursante!". Uno de ellos, el más penoso, fue no adivinar la palabra EDULCORANTE, cuando un par de añitos más adelante se convertiría en un término bá-si-co en mi vida: que me quiten, el agua, que quiten el aire, que me quiten internet, ¡pero déjenme el Splenda!

Ah, ¿y saben cuál era el pinche premio? Un reproductor de DVD. No mamar.

Etiquetas:

lunes, noviembre 05, 2007

Mala vibra gooooei

Hoy me desperté de buenas, empecé el día con el pie derecho, decidí dejar atrás la hormonada y las cosas gachas del fin de semana. Fui al gimnasio (ya voy a uno menos sórdido, en éste no se rompen los aparatos mientras los uso y no hay que hacer fila para usar la máquina corre-corre porque ps básicamente hay muchas y no sólo una), me bañé con agua calientita, me puse mi blusa de cuadritos favorita, regué mis plantas, llevé siete kilos de ropa a la lavandería, me compré mi litro de leche en los abarrotes de la esquina, y me dispuse a enfrentar una jornada laboral llena de felicidad trasnacional (¿quihubo con el comentario chairo?). Todo iba viento en popa (amo las expresiones marítimas que no vienen al caso, ¿qué es una popa?).

Como ya era tardesón, tomé un taxi. Saqué mi plaquetóper con fruta y tofu (desayuno de campeones) y me lo empecé a comer tranquilamente. Yo chomp-chomp y el taxista empezó a contarme, así nomás:

-El dueño del taxi me lo va a quitar porque le debo cuatro días, y yo, yo no sé qué hacer, porque perdí a mi esposa hace un mes: el cáncer, esa MALDITA enfermedad me la arrebató, perdóneme usted la expresión, pero MALDITO el cáncer. Y a mi mamá, a mi mamacita santa, la acabo de sacar del hospital, me la acaban de entregar, a ella que es paralítica, ¡PARALÍTICA! Pero a mi niña, a mi pequeña hija, a ella no la he podido sacar del hospital, porque no tengo dinero, y ya hablé con el jefe de doctores y nada, él tiene mucho dinero, yo nada, y no puedo sacar a mi hija, ¡MI HIJA! ¿Y sabe qué les hicieron señorita, SABE? ¿A mi mamacita santa y a mi hija? ¡Las violaron! Los vecinos fueron, sé que fueron los vecinos, ¡LOS VECINOS! Y no sé cómo, pero los voy a encontrar, me cae que los voy a encontrar. ¡Pero cómo le hacen a eso a mi hija, MI HIJA, y a mi madre, MI MADRE, que además es paralítica, PARALÍTICA! Y yo sin el coche, que me lo van a quitar, porque aunque el dueño tiene mucho dinero, muchos taxis, y para él no es nada lo que le debo, pero no escucha, no entiende razones, no tiene corazón.

Mientras tanto yo: chomp-chomp. ¿Chomp-chomp?

No sabía si creerle o no. Después de todo a NADIE le pueden pasar tantas desgracias de golpe, al menos no fuera de la Época de Oro del cine mexicano. Además no es de dios contarle tanta cosa a una pobre señorita que lo único que pretende es comerse su fruta y su tofu y llegar a la oficina a empezar su semana alegremente.

Llegué a mi destino. El taxímetro marcaba treintaytantos pesos, yo pagué con uno de cincuenta y, por si las moscas, le dije al ñor: así está bien. Me fulminó con la mirada y no me dio ni las gracias: seguro esperaba que le diera, ya de perdis, uno de a cien, después del chorazo que se había aventado.

Moraleja: hay que inventarse choro por choro, tragedia por tragedia. Todas de golpe son inverosímiles.

Etiquetas: ,

domingo, noviembre 04, 2007

Porque usted lo pidió

Ya quité la palabra verificadora de los comentarios. Porque ya casi ni hay spammeros, ¿o sí?

Por otro lado, y aprovechando que ya postié, debo mencionar que hasta ahora Manu Chao me caía mal por puro prejuicio, pero hace ratito leí una entrevista con él y me impresionaron dos cosas acertadísimas que dijo:

1. Odia el concepto de familia núclear, así toda bonita "en su pisito o en su chalé".

2. Dice que se metió peyote no el desierto sino en Tepito, porque en contra de la creencia chaira de que hay que comerse esas madres en la naturaleza y acompañado de un guía oriundo, él se considera un ser urbano, y que por lo tanto la ciudad es su naturaleza.

Ése es mi Manuuuu mano.

Etiquetas:

Hoy fui a una clase avanzada de yoga

¿Por qué no mejor cubrí mi cuerpo de brea y plumas y desfilé por las calles de la ciudad?

Bueno, no fue tan malo. Por lo menos la posición del muerto panza arriba sí la pude hacer, impecable. También el "ooooooooom", y aunque me salí de tono, creo que nadie lo notó.

¿No les ha pasado que, después de un rato de sentir que todo les sale bien, empiezan a cagarla a una frecuencia de seis metidas de pata por minuto, y que entre más intentan solucionar cada idiotez, más profundo se hunden? ¿Y no les parece que estos infernales periodos son espantosamente injustos por parte del "guionista de nuestras vidas" (concepto que tomé prestado de Oxidente?

Ya, no mames, pinche guionista, me estás sacando de personaje. Yo soy machín honorario, ¿por qué te empeñas en convertirme en una perra nerviosita? Todo esto se va a convertir en una pésima película, y yo no respondo por el fracaso en taquilla, ¿eh?

***

Moraleja: la mejor manera de acercarse al yoga es consumiendo el aceite "Oleico" y los sándwiches que anuncia Alejandro Maldonado.

Etiquetas:

viernes, noviembre 02, 2007

Sobre el derecho a la rogonería y sobre la rogonería como un pasito tun-tun hacia adelante

Desde chiquitas nos dicen: NUNCA le ruegues a un güei. Así nunca. Por dignidad y la verga de ocho patas.

Entonces cuando te mueres de ganas de rogarle a un güei no lo haces porque... porque ps eso no se hace. Y entonces empiezan los juegos de a ver quién cede primero y la chingada.

No es mi estilo. No me sale.

Antes, aunque me muriera de ganas, no rogaba. Porque sentía que los güeyes me estaban haciendo el favor de andar conmigo. Entonces, desde mi lógica, era perfectamente comprensible que no quisieran verme, que se hartaran de mí, que me dejaran plantadota, que quisieran desintoxicarse de mí; y por eso no iba yo todavía a atosigarlos con mis asquerosas dolencias de damita sensible.

Ahora sé que no me hacen ningún favor. Que no soy mal partido. Por eso sé que puedo darme el lujo de rogar, porque ps debe ser como lindo que una chica linda te ruegue, y no una pinche lata de "sácate de aquí", y que ps además si ceden a mis ruegos nadie va a salir perdiendo. O sea, puedo "rebajarme" porque "ya tengo dignidad" para "perderla", jojo.

Ustedes aguanten, ahí voy superándome, a lo mejor un día hasta me atreveré a ponerme mis moños.

Cambiando de tema, pero no tanto, otra vez quiero a un loquero. Por ahí me pasaron el dato de un psiquiatra (gracias Enrique), pero ésos te empastan y son más caros, ¿no? Además cada día creo más en nuestro carnal Freud, yo digo que ahí está toda la explicación del pedo. ¿Más recomendaciones?

Etiquetas:

Aquí iba a hacer un post bien patético de cómo me sentí mierda la primera -única y última- vez que fui a Mazunte

Sí, nomás para seguir con la línea autodestructiva. Pero me estaba quedando bien feo y mejor lo borré. Entonces mejor, para inyectar un poco de optimismo a este pobrecito blog triste, recordaré los puntos positivos de aquel viaje:

-Mario y yo probamos la mota más potente del mundo. Yo no sentía la lengua y Mario creyó que nos habían dado otra cosa. ¿Qué cosa? Quién sabe, pero otra.

-En el monchis, Mario y yo nos comimos las galletas surtido rico que llevaba otra compañera de viaje, jijiji, pillos.

-En el monchis (todavía), pasó un chairo italiano vendiendo panes hechos con puros ingredientes orgánicos gooooei, y con sus santas manos gooooooei. Probamos lo que nos pareció el pan de chocolate más glorioso del cosmos.

Fin de las cosas buenas. Juro que no puedo recordar ninguna otra. Bueno, indirectamente obtuvimos esta magnífica anécdota de Mario, que valientemente se quedó más días por allá (yo me regresé al día siguiente).

Todas estas vueltas de post sólo porque me acordé de algo especialmente patético: el libro que me llevé a la playa era de Umberto Eco. O sea.

Odio lo playa.

Etiquetas:

Día de Muertos

Para conmemorar esta fecha tradicional, esta mañana se me trepó el muerto como tres veces. Qué tontería, cuando era el chairo el que debía trepárseme.

Etiquetas:

Me siento como un raspón gigante nadando en limón

Etiquetas:

Patetismo en tiempo real

Hecha bolita en mi cama, tristeando y tiritando de frío pero sin la menor energía para siquiera levantarme por un suéter, escuché algo que podía ser un toc toc en la puerta.

Me levanté como flecha con el corazón pum pum y la escena de película en la cabezota.

Era una gotera.

Etiquetas:

Relatividad

No mamar, ¿de verdad no ha pasado ni una pinche hora desde el post anterior?

Pinche tieeeeeeeeeemmmmmmmpooooooooo.

Insoportable.

Alguien noquéeme y ahí me despiertan cuando esta cosa horrible ya haya pasado, ¿no?

Etiquetas:

Iba a hacer un post que en el fondo, quizá, tenía un poco de chantaje sentimental

Sí, sí tenía. Y eso está bien de la verga, así que mejor lo borré.

Es que, pues básicamente, pinches viejas, ¿no? O sea, así, como yo.

No, no, no. O sea, y lo peor, lo peor de todo, es que estoy en mis días. Por favor, lean este post, un clásico.

Pero lo más peor es que me azotaría igual cualquier otro pinche día del mes, pero entonces él no lo sabe y el universo no lo sabe. Sólo diosito que todo lo ve. Diosito, anda, ve y dile que perdone a las blogueras tontas que lo ofenden. Diosito, anda, ve y dile que yo no quise, que mis intenciones eran buenas, tan buenas que metí todas mis tres patas. Ándale diosito, tú que además todo lo puedes, llévale una botella de fino champán y un arcón navideño.

Chale, lástima que dios no existe, sería un mensajero excelente (¡con arcón navideño!). Pero bueno, para eso están los blogs.

Ándale, ya perdóname, si no nomás voy a estar haciendo posts crípticos y azotados y me voy a volver pesimista y emo, y pues ese estilo no le va a mi pelo gooooei.

Etiquetas:

jueves, noviembre 01, 2007

Me llamo Plaqueta y tengo un problema

No puedo evitarlo: azoto las puertas de los refrigeradores. Yo quiero a los refris, los respeto, estoy agradecida con ellos por toda la conservación alimenticia que han aportado a mi vida. Pero al momento de cerrar la puerta, pf, se me olvida, y la aviento ahí nomás.

Hoy empieza mi recuperación. Seré una dama hecha y derecha con los refris y todos los electrodomésticos del mundo. Los trataré como se merecen. Voy a ser una ciudadana modelo, digna de aparecer en un comercial de Mabe.

Si busco en Google Images "sad fridge" me aparece esto:


Ay mi vidaaaaaaa.

Etiquetas: